En los últimos años se ha transformado en un objeto de culto, infaltable en el neceser de cada mujer, un elemento fundamental para la belleza de manos y que debido a su creciente demanda ha marcado un importante incremento en sus ventas.

En esta oportunidad nos referimos a la laca de uñas, la cual se ha convertido en uno de los cosméticos más usados por las mujeres de estos tiempos.

A partir del 2008 las ventas de esmalte de uñas crecieron un 43%, quitando el primer puesto a la barra de labios, posición que mantenía desde la década de los 30. La capacidad de innovación del sector fue un factor determinante en este marcado ascenso en ventas, la cual ha dado lugar a una amplísima variedad de tonalidades y de tipos de productos distintos, como esmaltes de secado rápido, permanentes o fortalecedores, entre otros.

Parte del fenómeno generado en torno a la belleza de las manos se manifiesta en España, a través de la notable proliferación de centros especializados en manicuras y pedicuras, un modelo de negocio ya establecido en Sudamérica, Asia y Estados Unidos.

También, el crecimiento de este sector, ha dado lugar al nacimiento de gran cantidad de marcas que invierten en innovadoras y novedosas propuestas, incorporando colores vibrantes, combinaciones atrevidas y nuevas texturas.

Los estilos variados se alejan cada vez más de lo monocolor. La belleza de uñas se ha convertido en una verdadera expresión artística con las nuevas técnicas magnéticas, el diseño bicolor, los craqueados, el ‘nail art’, las pegatinas 3D, y demás creaciones, incentivando poco a poco el creciente interés de las mujeres por llevar unas manos siempre impecables, distintas y únicas.

Compartir