En el día de hoy seguimos trabajando como locos. Estamos haciendo importación de guantes y mascarillas para todas las empresas que han reactivado su actividad comercial. Como importadores de productos sanitarios  sabemos que muchas empresas han empezado su actividad, y no encuentran ningún tipo de EPIS disponibles para de sus trabajadores. Es muy complicado, ya que es necesario trabajar con el equipo de seguridad para prevenir la endemia del covid-19.

No hay stock, y los precios cada vez son desorbitados, es un producto que todos necesitamos actualmente y para el futuro. Esto genera una situación que probablemente sea algo natural en todo el Globo y algo bien visto por la sociedad.

Las empresas se preparan poder ir reactivando la actividad y muchas se encuentran que, para poder hacer lo mismo que hacían antes, ahora necesitan unos equipos de protección individual para los trabajadores que antes no eran necesarias. Un material que se ha encarecido y que, como hay tanta demanda, muchas veces cuesta encontrar, lo que afecta también a los hospitales.

Si hace unas semanas las mascarillas se pusieron a precios desorbitados y era difícil conseguir, ahora está pasando lo mismo con los guantes de nitrilo y los guantes de látex. En el mercado cuestan mucho encontrar y, si se encuentran, su precio puede llegar a multiplicar por cuatro el de antes del coronavirus. Y es un problema que no tiene solución a corto plazo, ya que, si bien la producción de mascarillas ha aumentado en pocas semanas, fabricar guantes tiene una complejidad mucho mayor.

Fábrica de guantes de nitrilo y látex en Selangor, Malasia

El principal productor mundial de guantes de látex y guantes de nitrilo es Malasia. Allí, a pesar de la altísima demanda, las fábricas ha tenido que reducir la producción por el impacto de la Covid-19, ya que han tenido que reducir personal a los turnos de trabajo para cumplir con las medidas de distanciamiento.
En Francisco Bascón es el gerente de una empresa importadora de guantes que recibe cientos de llamadas cada día de empresarios que buscan. Pero no les puede dar servicio, porque ahora mismo no tiene y, los que le llegarán en junio, ya los tiene comprometidos.

Termómetros para tomar la temperatura a los trabajadores

Las dificultades para conseguir equipos de protección para los trabajadores han hecho que los empresarios se organicen para encontrar. La Cecot, por ejemplo, ha centralizado la compra de más de un millón de mascarillas para 2.000 empresas y la Pimec ha dado mascarillas y termómetros a los socios.
Agustín Miró, delegado de Pimec en el Baix Llobregat y L’Hospitalet, dice que se han comprado los termómetros para que la gente se pueda reincorporar al puesto de trabajo con garantías.

Si quieres saber información sobre la importación de guantes de nitrilo, guantes de látex, mascarillas FFP2, termómetros,  póngase en contacto con nosotros sin ningún tipo de compromiso.

Compartir